Cons-Sharing, economía colaborativa al servicio de las PYMES

Que la brecha entre los ricos y los pobres del mundo es cada vez más grande, ya no es una noticia nueva. Pero que las empresas medianas y pequeñas, las PYMES, no pueden competir con las grandes, ni siquiera es noticia.

Y, por ello, la brecha entre ambos tipos o tamaños de empresas, es cada vez más grande. Competir es imposible, no solamente cuando no se tienen los recursos económicos, además es inviable si una PYME está administrada al nivel de un carro de hotdogs en la calle.

Y, sin embargo, es cada vez más evidente que son las PYMES las que pueden y quieren levantar la economía de los países. Las grandes empresas, en movimientos económica y financieramente lógicos y legales, buscarán, por ejemplo, cambiar sus operaciones a países en los que la mano de obra es más barata, o crear empresas en países en los que se pagan menos impuestos. En ambos casos, el beneficio de la empresa representa un perjuicio local, pero es legal, es lógico y es recomendable. De otro modo, los accionistas buscarían un mejor lugar en el que poner su dinero.

Incluso para financiarse o conseguir créditos, las PYMES lo tienen mucho más complicado que las grandes empresas. Y la razón es menos aparente de lo que parece. Si uno busca una diferencia entre estas últimas y las PYMES es en un concepto poco conocido en las empresas españolas, la “predictibilidad”. La definición de este extraño concepto es, o pudiera ser, “la capacidad de cumplir con los objetivos previamente establecidos.

Veamos. Una empresa presenta a principios de año una proyección de sus beneficios basada en unas probables ventas y en unos casi seguros gastos. La diferencia son los beneficios. Cuando una financiera presta dinero, la recuperación del mismo está sujeta a que las proyecciones de la empresa en términos de beneficios se cumplan o no. He aquí la cuestión principal, las grandes empresas son predecibles, las PYMES son una aventura.

Y son una aventura porque no son predecibles, y no son predecibles porque no cuentan con sistemas de gestión que aseguran el cumplimiento de los resultados buscados. Eso, Sistemas de Gestión, es exactamente lo que hacen muy bien los consultores.

Una PYME requiere de los ya mencionados sistemas, y además, requiere de definir una estructura organizacional basada en las necesidades específicas del negocio y no en la pobre y equivocada percepción del dueño. Requiere de modernos, no por ello costosos, sistemas de administración del mercado de clientes y de gestión de sus esfuerzos comerciales (algún CRM, por ejemplo). Requiere de controlar su proceso, por pequeño que este sea, sus desperdicios, sus inventarios, proveedores, estándares, tiempos, etc. Requiere de tiempos de entrega, de respuesta de servicio rápida, de satisfacción total de los clientes. De políticas y procedimientos y, por qué no, de presupuestos de ingresos y gastos. En fin, de todo lo que representa una administración y gestión de su empresa profesional.

Y parece que sólo se conforman, la mayoría, con un contable que les diga cuánto pagar de impuestos y cuándo hacerlo. Por eso, la diferencia entre las grandes empresas y las PYMES seguirá siendo fenomenalmente amplia. Y es que en la mente de un micro empresario no entra pagarle honorarios a un consultor y lo entiendo. Normalmente representa mucho dinero.

Por ello, en Neurosoft hemos diseñado una herramienta que permite que todas las PYMES tengan la posibilidad de contratar los servicios de un consultor de clase mundial para diseñare implantar un modelo de negocio y un sistema de gestión personalizado que le de “predictibilidad” a la empresa pequeña, es decir, que si busca un beneficio definido, existan suficientes razones para predecir con seguridad que este se va a logar.

Esta herramienta, Cons-Sharing (Cons de consultoría, Sharing de compartir) está basada en el novedoso concepto “Economía Colaborativa”, el mismo que ha inspirado éxitos sociales y económicos como Blablacar o Airbnb o Uber, y busca poner al alcance de las PYMES un servicio de consultoría integral de clase mundial y dividir el coste del mismo entre todos los clientes, logrando así un retorno sobre la inversión espectacular.

Neurosoft cuenta con un proceso de trabajo ágil, poderosamente eficaz y sencillo de seguir. Nuestros especialistas están entrenados para lograr que los clientes evolucionen y apliquen las soluciones propuestas en los tiempos acordados y establecidos desde un inicio. Contamos con una tecnología de trabajo novedosa, basada en la nube y que permite una ejecución impecable y una utilización de nuestros recursos tremendamente eficaz. Trabajamos para hacer predecibles los negocios o empresas de nuestros clientes.

No es consultoría “low cost”, es Cons-Sharing.

Queremos que la brecha entre las grandes empresas y las PYMES sea cada vez más imperceptible, porque sabemos que una gran empresa fue algún día una PYME bien gestionada.